miércoles, 31 de octubre de 2012

Los Barnices para grabado


La laca de bombilla y más… V y Última Parte

Por Carmen Alarcón Collignon

Abundaré acerca de las lacas a base de alcohol como protección de la acción del mordiente en las láminas de grabado,  he anotado anteriormente que la goma laca con pigmento puede ser un excelente bloqueador, ahora hablaré acerca de la Laca de Bombilla, es una laca especialmente diseñada por Mongay para pintar los focos o bombillas, viene en varios colores y sólo es posible conseguirla en Europa. ¿Por qué hablo de ella sí no es posible adquirirla en el país? Porque es un material excelente para realizar transgrafía, para hacerlo debemos tener nuestra placa totalmente desengrasada, vamos a trabajar nuestra imagen en papel o con una fotografía, hacemos una fotocopia con contraste de tóner y la colocamos sobre la lámina y frotamos ésta con acetona, también es posible transferir la imagen a la plancha por medio de calor, una vez que el tóner se transfiere a nuestra lámina, vamos a cubrir ésta con la laca de bombilla, para lo que será conveniente tener nuestra placa inclinada sobre un papel periódico, vaciar la laca en la parte superior y dejarla correr para que cubra toda la plancha; debe ser una laca de consistencia ligera, así, de tal suerte que si tenemos Laca de Bombilla en el taller, deberemos diluirla al 50 % con alcohol blanco. Si bien es difícil conseguir esta marca de laca en México, en el mercado mexicano existen algunas lacas que pueden sustituirla, la laca a base de alcohol utilizada para dar pátina a láminas, la laca para hacer falsos vitrales y la goma laca preparada con alcohol blanco y pigmento como explique con anterioridad; estos materiales mencionados aquí, son un excelente bloqueador que sustituye a la Laca de Bombilla y es posible comprarlos en los comercios dedicados a la venta de material para las artes y las artesanías, incluso en las tiendas para manualidades.
Para realizar la transferencia de una fotocopia, éstas deben ser de muy buena resolución, muy cargadas de tóner, porque este es el que se transfiere al metal; y el papel en el que las realicemos debe ser de excelente calidad, recomiendo el que es para copia láser, es satinado, de buen gramaje, recoge a detalle lo que se imprime en el y absorbe poco el tóner, así al hacer la Transgrafía con solvente y traspasamos la imagen a la lámina, lo haremos con mayor fidelidad.
Con esta laca podemos realizar nuestro diseño en positivo o en negativo: en el primero hacemos nuestro proyecto con materiales grasos y cubrimos la placa con la laca, esta es rechazada en la zona que tiene grasa, una vez seca la laca, se limpia la lámina con aguarrás mineral, al ser soluble en alcohol, el aguarrás no daña la protección que hicimos con la laca, si tenemos áreas muy abiertas en nuestro proyecto es aconsejable desengrasar la placa y pulverizar sobre ella brea y fundirla o rociarla con barniz acrílico en aerosol; inmediatamente introducimos la placa en el mordiente el tiempo que requiera para lograr nuestro objetivo. Para el proceso negativo pulverizamos primero la brea sobre la placa desengrasada, enseguida procedemos a dibujar con la laca el diseño de nuestro grabado, podemos usar pinceles, brochas, trapos, etc. Incluso es posible dibujar con la laca y nuestros dedos, y dejar huellas que concedan a nuestra obra expresividad; es importante entender que es un proceso similar al que hacemos con el marcador indeleble. Una vez que terminamos de dibujar nuestra plancha la sumergimos en el baño de mordiente el tiempo necesario; limpiamos con alcohol la laca con que generamos nuestro diseño y la brea con aguarrás. Es posible retira la brea y la laca al mismo tiempo si lo hacemos con thinner.
Uno de los materiales grasos que nos permite realizar un diseño fino es: el óleo, la tinta litográfica, la tinta de grabado con aguarrás, con alcohol, con agua, en fin una gran cantidad de materiales grasos que nos permiten hacer desde una línea muy fina, hasta las texturas más expresivas o complejas en nuestra placa.
También es posible transferir las fotocopias en negativo, en tal caso hacemos nuestra imagen, la invertimos en la copiadora y la transferimos a la lámina con el solvente, no será necesario bloquear con laca ni con ningún otro barniz protector, la placa con la imagen transferida en negativo se introduce directamente al baño de mordiente, se deja el tiempo necesario para lograr nuestro cometido, la limpiamos con aguarrás y procedemos a la impresión.

carmenalarconc@hotmail.com

1 comentario:

  1. Enserio, la imagen se transfiere al metal?
    Pero, con que tipo de solvente?

    ResponderEliminar